Sobre el ser artista

2015-07-28 19.56.29Creo que todo artista debe mantener un balance entre tres aspectos del quehacer artístico: La obra, el crecimiento personal y el aspecto profesional.

 La obra:

Es usualmente lo que nos conecta en principio con el arte: ya sea el consumirla como espectador (me gustaban tanto los discos que ese desborde de emoción me llevó a ser artista) o el encanto del proceso (sé de gente que se vuelve artista por el placer del proceso, aunque no son grandes consumidores de arte). Conozco amigos en los que este aspecto se come a los otros dos: pasan años haciendo un disco, estudiando teoría, y sacan una obra maravillosa que nunca promocionan y que sufren mucho haciendo, nunca logran tener una banda constante y se terminan peleando con los miembros.

 El crecimiento personal:

Los viajes, el hacer un disco, el ensayar con gente distinta me ha ayudado cada vez más a crecer como persona. Casi todos mis afectos los he sacado de la música, sin embargo es peligroso cuando este aspecto se desborda: hay gente que pasa años viajando de mochilero tocando las mismas 5 canciones por toda Latinoamérica en cualquier sitio en cualquier condición sin un enfoque, usualmente se terminan oxidando como artistas y terminan en el mismo lugar profesional que cuando comenzaron. Otros pasan años en un banda en la que ya no cumplen ninguna meta artística porque la pasan muy bien con los integrantes que son sus amigos.

El aspecto profesional:

No tienes que, pero cuando decides hacer una carrera en el arte hay otros aspectos extra-artísticos que debes considerar: relaciones públicas, prensa, metas materiales, etc. Ahora mismo, casi todo el mundo que conozco en la industria tiene este aspecto hipertrofiado: nunca hablan de discos o canciones, sólo hablan de contactos, de dinero, de logros materiales y de poder. Para ellos la música se ha vuelto un simple objeto de cambio y no objeto de uso: da igual como es el disco y siquiera si a ellos les gusta, sólo importa el dinero que pueda generar y el impacto que tiene en redes sociales. No importa si el show es bueno, sino cuanta gente fue. 

            Es difícil mantener un balance entre tantos aspectos, hay algunos que se le hacen más difíciles a unos que a otros: conozco artistas que odian dar entrevistas, otros que son super flojos a la hora de componer y trabajar en sus canciones y otros que viajan pero están el grueso del tiempo durmiendo en el hotel y yendo a comer en franquicias de hamburguesas al país al que van.

            Siento que es importante diferenciar entre cosas que nos generan malestar y cosas que nos dan fastidio. Dar una entrevista a un periodista que no se tomó cinco minutos para saber quien soy me da fastidio, más no me genera malestar. Hacer colaboraciones con artistas que no me gustan me genera malestar: sólo lo intenté una vez y fue horrible. Es justo que no tengamos que hacer cosas que nos generen malestar con frecuencia, y hay que aclararlo con nuestro equipo de trabajo.

            En mi caso el aspecto central es mi relación y compromiso con la obra. Intento hacer cada vez mejores discos y mejores canciones. Pero es válido quien hace música centrado en otros aspectos. Hace poco leí una entrevista con Pitbull donde afirmaba que su meta era hacer tanta plata que sus bisnietos no tuvieran que trabajar. Bien amigo, eres honesto contigo mismo.

2015 Ulises Hadjis © All rights reserved.