Sobre ser un perdedor

20150424_102915Hace poco mi novia mi regaló un revista sobre la discografía de los Beatles donde se reseña disco por disco. Al llegar a “Beatles for sale” Liam Gallagher comenta:

“…nunca me verán cantando una canción llamada “I’m loser” (soy un perdedor)!. La gente podrá decir eso de mi, pero nunca lo diría yo mismo”.

Me pareció extraño, ya que desde mis primeros contactos con la música la idea de ser un perdedor siempre se me ha hecho ruinosamente encantadora.

Pienso en varias obras que marcaron mi juventud, “Annie Hall” de Woody Allen, “Zero” de los Smashing Pumkins, o “El contrabajo” de Patrick Süskind. En todas ellas sus protagonistas se muestran como perdedores, personas que si bien son valiosas no reciben ese reconocimiento del mundo.  Quizás la narrativa cinematográfica norteamericana nos hizo enamorarnos de los perdedores: Daniel San en Karate kid es encantador, y su rival, el líder de los cobras, es detestable: guapo, fuerte y exitoso.

Quizás tenga que ver con mi difícil adolescencia. En bachillerato, el fuerte “Bullying” que me hacían y el intenso odio que generé hacia los demás me hizo desarrollar la horrible costumbre de humillar a la gente con mis palabras, un hábito que he tenido que quitarme con los años: con frecuencia un chiste rápido que hago por instinto termina hiriendo a alguien.

Hace un tiempo un amigo dijo que buena parte de la generación de venezolanos nacidos en los 80 estábamos marcados por la derrota de la Vinotinto (nuestra selección nacional de fútbol) al fallar sistemáticamente a llegar a un mundial, y por las constantes derrotas electorales frente al chavismo. Creo que es cierto: la derrota es algo que marcó a mi generación venezolana.

Hace poco di una entrevista de radio en la que comenté que publicaría este blog, y la locutora se “saco de onda” cuando admití que a veces me siento como un perdedor. ¿Qué tiene de malo? En esta era de selfies, autoayuda, y fitness, no está mal sentirse como un “loser” un rato. Por otro lado si la vida es una alucinación y la realidad una simple narrativa, prefiero que la mía se parezca más a la de Lennon en Double Fantasy que a la de Kanye West.

Ulises Hadjis

2015 Ulises Hadjis © All rights reserved.